Abogados: Montevideo - URUGUAY
Dra. Mariana Blengio Valdés
Juan Carlos Gómez 1348 esc. 201.
Montevideo - Uruguay
Distinguida Señora Benglio Valdés

En contestación a su correo electrónico del 27 de julio reciente me dirijo a usted, por la presente, a los efectos de informarle sobre mi situación concreta.

Mis datos personales son los siguientes:
Nombre :Juan José Olivera
Domicilio:Contrabasweg 76
Código postal:1312PP
Cuidad :Almere
País:Holanda
Correo electrónico:info@ceibo.net
Teléfono :031-036-5367077

En Primer lugar hago una breve descripción de mi historia.
Soy uruguayo, nacido en Salto el 23 de junio de 1945.
Contraje matrimonio, con mi actual esposa, el 5 de agosto de 1969 en el departamento de Salto.
Cuando retornamos a Montevideo, a continuación de nuestra boda, me comunicó mi hermano Indalecio Olivera, integrante del MLN, que la vivienda donde morábamos había sido allanada y se habían establecido vinculaciones con los Tupamaros.
Nuestros planes de vida y estudio se derrumbaron totalmente. Tuvimos que pasar directamente a la clandestinidad, esta fue nuestra luna de miel.

Fui detenido al comienzo del año 1970 conjuntamente con mi esposa y acusados ambos de participación en una organización delictiva, el MLN Tupamaros.
Yo fue durante mas o menos un año recluido en la cárcel de Punta Carretas y mi esposa en la cárcel de mujeres. Allí dio a luz nuestro primer hijo "Jacinto Javier".
Cuando fuí liberado de la cárcel fuí inmediatamente detenido y recluido en un cuartel militar en Montevideo, no se exactamente cual fué. Esto fué posible en el marco de la vigencia de las Medidas Prontas de Seguridad, establecidas por el Gobierno de Pacheco Areco.

Como la situación política de agravaba día a día y las posibilidades de ser liberado no eran viables era la única alternativa partir al extranjero o permanecer detenido.
A continuación fui deportado por el Gobierno uruguayo a Chile. Esto fué alrededor del año 1971.
En Chile permanecí hasta el golpe militar de septiembre del año 1973. Desde allí partimos a Holanda junto con mi esposa e hijos, bajo la protección del Alto Comisionado de la ONU para los refugiados.

Bien, como usted puede ver somos ambos, tanto yo como mi esposa, "Ex-presos y exiliados políticos" y nuestro primer hijo nació durante el cautiverio de la madre.
Con estos antecedentes estamos incluidos dentro de el ámbito de la Ley 18.596 de Reparación Integral como víctimas de Crímenes Lesa Humanidad reconocidas por el Estado uruguayo.
Esta ley no tiene como objetivo, a mi parecer, una verdadera reparación de orden material sino que es mas un reconocimiento moral hacia la víctimas de crímenes de Lesa Humanidad cometidos por el Estado uruguayo durante la dictadura y anteriormente a la misma.

En nuestro caso especifico hemos perdido muchísimo y hemos también sufrido ciertamente bajo el yugo del este exilio involuntario en forma constante, durante toda la vida. Como asimismo nuestra familia especialmente nuestros padres fueron prácticamente aniquilados por el efecto de estos acontecimientos.
Las huellas dejadas son innumerables y profundas y hasta ahora no hemos tenido ninguna posibilidad concreta de resarcimiento como lo serian el retorno la rehabilitación y el apoyo económico.
Yo creo que tenemos derecho a algo mas que un reconocimiento de carácter moral, mas bien a una indemnización de carácter material que de alguna manera nos brinde bienestar económico y que nos permita una ancianidad digna y decorosa.
Teniendo además en cuenta que el Estado uruguayo reconoció explícitamente el haber violado los Derechos Humanos en el periodo 1968-1973 también como asimismo durante la dictadura militar del 1973-1985 y la intención del mismo de dar cumplimiento a los tratados internacionales y leyes referente a los Derechos Humanos como lo son, entre otros la resolución 60/147 de la ONU y la Constitución de la República misma.
Considerando asimismo que hasta ahora no se ha establecido ninguna medida concreta y viable que haya permitido reparar los daños causados como lo habrían sido el brindar posibilidades de retorno y apoyo financiero para hacer el mismo posible sin necesidad de haber dejado transcurrir tanto tiempo.
No veo otra alternativa que la de demandar al Estado uruguayo para hacer cumplir mis derechos de reparación e indemnización por los daños y perdidas causadas como víctima de Crímenes de Lesa Humanidad.

Con respecto a las personas perjudicadas dentro de este caso cabe señalar que las víctimas que considero destacar son las siguientes:
Juan José Olivera (yo mismo)
Nacido en el departamento de Salto el 23 de junio de 1945.
Detenido y encarcelado en Punta Carretas luego de su puesta en libertad recluido en un cuartel militar en Montevideo y a continuación deportado fuera del país.
Graciela Nair Corbetta Piriz
Nacida en Constitución departamento de Salto el 17 de noviembre e de 1947.
Detenida conjuntamente con su esposo y recluida en la cárcel de mujeres en Montevideo.
Huyo a Chile antes de que se produjera el golpe militar en Uruguay. Los últimos años padece constante depresión.
Jacinto Javier Olivera
Nacido en 9 de agosto de 1970 en Montevideo, durante el cautiverio de su madre.
Este joven padece serios problemas psíquicos relacionados con el exilio y diferentes experiencias traumáticas como lo fueron la persecución y fuga de Chile durante el golpe militar y quizá también los problemas de integración relacionados con Holanda.
Alejandro Ismael Olivera
Nació en Santiago de Chile el 11 de junio de 1973.
Hijo de padres uruguayos.
Y como ultimo mi fallecido hermano el sacerdote Salesiano.
Indalecio Olivera.
Fallecido el 13 de noviembre de 1969 en el Hospital Militar de Montevideo después haber recibido una herida de bala durante un operativo del MLN.
Las circunstancias de su fallecimiento fueron un tanto obscuras. Fue herido en la pierna derecha a la altura de arteria femoral. Ingreso al hospital con una enorme perdida de sangre entre las 16 y 17 horas del día 12 de noviembre de 1969 y fue recién intervenido cirúrgicamente al día siguiente...entonces ya había muerto!  
En el caso de mi hijo mayor, por haber nacido en la prisión, y mi fallecido hermano provee la ley 18596 una indemnización de carácter único.

Desde ya le agradezco sinceramente el interés demostrado por mi petición.
En espera de su respuesta le saluda atentamente,

Juan José Olivera
Holanda
5 de agosto 2010

Comite de expresos politicos uruguayos URUGUAY
Carta dirigida a Crysol via email
Queridos compañeros uruguayos,
Hace casi cuarenta años que resido en Holanda después de haber abandonado Chile, país donde permanecía en calidad de asilado político, hasta el momento en que el Presidente Salvador Allende fue derrocado por el golpe militar del 11-9-1973.

Fui deportado, en primera instancia,  del Uruguay a principio de la década del 70 conjuntamente con un grupo de compatriotas,  también presos políticos vinculados al MLN, que después de haber sido puestos en libertad, desde la cárcel de Punta Carretas, debido a la vigencia del las Medidas Prontas de Seguridad dictadas por el gobierno de Pacheco Areco, debimos permanecer detenidos en los cuarteles militares sin ninguna perspectiva de ser en  corto o largo  plazo liberados.

La toma del Gobierno por Unidad Popular en Chile fue para nosotros una oportunidad única de lograr la libertad y con ella la garantía del respecto a nuestra vida, aunque esto fuese en el el extranjero.
Porque ya sabíamos que la situación política en Uruguay tendería a agravarse con el día y que la represión alcanzaría cada vez mas niveles, para nosotros, desconocidos.  Ademas de, por estar completamente indefensos en manos de las fuerzas armadas que en cualquier momento podrían tomar represalias que podrían llegar a ser nefastas para los detenidos políticos.
Los mismos abogados nos dijeron que la expatriación y el exilio seria la única alternativa para poder desembarazarse de esta situación tan precaria .
A cerca de un año de mi permanencia en Chile nos unimos con mi esposa y mi hijo mayor.
Mi esposa (Graciela N. Corbetta) huyo a Chile para evitar ser nuevamente detenida y para probar retomar en ese país amigo un curso normal de vida.(
Teníamos la esperanza de que la Unidad Popular se lograra consolidar en Chile) Ella había permanecido al rededor de un año prisionera, conjuntamente con mi hijo mayor, el cual nació en el cautiverio.  Este joven tiene serios problemas psicológicos que posiblemente se encuentren las raíces de los mismos en su turbulenta infancia. Actualmente recibe tratamiento en un centro especializado sobre problemas psíquicos en Holanda (De Gelderse Roos en Putten)

En Holanda fui acogido como refugiado político bajo la protección del Alto Comisario de las Naciones Unidas  (Convención de Ginebra).
Ya en Chile había logrado, cerca de un mes después del golpe, conseguir protección en una Iglesia católica, conjuntamente con otras familias de refugiados latinoamericanos. Por suerte, justo a tiempo, porque unos días después habían ya trazado nuestra dirección y efectuaron un allanamiento. 
Habíamos intentado anteriormente refugiarnos en algunas embajadas entre otras la del Vaticano, pero nos cerraron los puertas en las narices.
Pero como siempre y por suerte existen algunos cristianos y curas, como mi propio fallecido hermano Indalecio (Jacinto), que se sienten verdaderamente comprometidos con el pueblo e interpretan las necesidades del mismo en forma consecuente.

Al final de la década del 80 o principios del 90 intente volver a Uruguay para visitar la familia de mi esposa y mis padres que eran ya ancianos. Pero según informaci
ón de una tía de mi esposa que trabaja como doméstica en la casa de un ex vecino mio, Fernando Ratin hijo y nieto de terratenientes y que tiene al parecer mucha influencia en los círculos burgueses de Salto, este le dijo lo siguiente "si él muestra la cara por aquí...si ese asesino, hijo de puta, se atreve a volver lo vamos a  liquidar junto con sus hijos".
Este fué el acontecimiento determinante que me hizo congelar la esperanza del retorno por un tiempo indeterminado.
Así siguieron pasando los años y como en Uruguay no teníamos ninguna posibilidad de subsistencia ya de carecer allí de medios económicos y pasado laboral, se posterg
ó definitivamente esta esperanza de retornar al país.
Un obstáculo insoslayable más en nuestra vida, uno de los tantos.

La promulgación de la ley 18033 en el año 2006 no contemplaba la situación nuestra de ninguna forma. Era evidente que quedábamos excluidos por no haber retornado antes del 1995 y por no haber sido incluidos en periodo posterior al 73, donde ya el Estado ya había comenzado a violar bajo el moto de las Medidas prontas de Seguridad los derechos individuales y la arbitrariedad había logrado curso libre e impune.
Un sentimiento profundo de impotencia y frustración invadió nuestro ya endeble espíritu la injusticia y la arbitrariedad seguían predominando por lo que incumbía a nosotros mismos.
El exilio, la muerte de los seres queridos, el exterminio de toda la familia el sacrificio tener que tratar de sobrevivir en un mundo extraño lejos de tus raíces no tenían ningún significado, valor o eran de alguna forma reconocidos.

Con el surgimiento de la reciente ley 18.596 de Reparación Integral de acuerdo a la información que he recabado por el Internet, surgen para mi, mi esposa e hijos algunas posibilidades con respecto a reivindicación e indemnización por los daños sufridos durante prácticamente toda nuestra vida.
Daños que en realidad son irreparables y aunque un tanto tarde ya que los años han disminuido notoriamente nuestra capacidad de asimilación de los inconvenientes y obstáculos en la vida/ exilio. Dentro de poco cumplo 65 años de edad y ya tuve un ataque al corazón. Me queda muy poco hilo en el carretel como lo dice por allá en la Patria Oriental.
Los verdaderos causantes del calvario del pueblo uruguayo, los déspotas y oligarcas que hundieron el país en la desgracia inhumana, injusta y cruel, recibieron un mejor mas eficiente  apoyo financiero y moral que los que murieron, desaparecieron o tuvieron que marcharse a vagar como parias por el  mundo. Ya en el año 1985 se les otorgaron con la ley de la Caducidad que yo le llamaría la Ley de la IMPUNIDAD, la garantía de que podrían continuar su vida normal en Uruguay como si nada hubiese pasado.

Bien  no me extiendo mas y abordo el objetivo substancial de esta misiva que es el solicitar vuestra colaboración y asesoramiento con respecto a la forma mas adecuada de presentar mi petición ante la Comisión que delibera sobre los pedidos de amparo a la ley 18.596 de Reparación Integral.
Cuales son los factores mas importantes a tener en cuenta?
Yo tenia entendidos que la comisión tendría acceso a todos los medios disponibles para corroborar la veracidad de las declaraciones de los respectivos aspirantes al amparo de esa ley, pero según la señora Trindade somos las victimas las que debemos aportar las pruebas.
En mi caso concreto fui detenido, después de un periodo en la clandestinidad en el año 1969, procesado por participación en una organización delictiva  ilegal (MLN) y recluido en Punta Carretas. Luego de una prisión de cerca de un año fui internado en un cuartel militar hasta el momento en que fui deportado, creo por decreto del gobierno de Uruguay, con destino a Chile.
Yo creo que toda esta información de encuentra en los respectivos archivos de las diferentes Instancias en Uruguay y que seria para esa Comisión de acceso muy fácil.
Documentación que acredite mi historia, Cuales deberían ser ?.
Testigos ? si mal no recuerdo diversos integrantes del MLN tendrán que recordarme y si no es a mi mismo seria a mi fallecido hermano "Él cura Indalecio Olivera"alias "Jacinto", muerto en un enfrentamiento con las Fuerzas Armadas el 12 de noviembre de 1969.
Entre otros deberán recordarme : el actual Presidente de la República José Mujica "el Pepe", Fernandez Huidobro "el Nato", Marenales, Lluberas, etc., etc..Los companeros del MLN que permanecieron entonces en Punta Carretas etc.etc.

Le agradecería que me enviasen información detallada al respecto de lo anteriormente expuesto.
Atentamente,
Juan J. Olivera

Almere, 17 de marzo del 2010
Corte Interamericana de Derechos Humanos  - COSTA RICA
Avenida 10, Calles 45 y 47 Los Yoses,
San Pedro,
San José,
Costa Rica

Distinguidos Señores Miembros de La Corte Interamericana de Derechos Humanos
Me dirijo a ustedes a los efectos de solicitar información con respecto a mi situación como víctima de la violación de los Derechos Humanos en Uruguay.

A continuación doy mis datos personales,á,é,í,ó,ñ
Nombre : Juan José Olivera da Rosa
Fecha de nacimiento:23 de junio de 1945
Lugar de nacimiento : Salto
País : República Oriental del Uruguay
Dirección actual
Calle: Contrabasweg 76
Código postal :1312PP
Ciudad : Almere
País : Holanda
Teléfono:31365367077
Correo electrónico:
info@ceibo.net

En agosto de 1969, después de haber contraído matrimonio en la ciudad de Salto - Uruguay, con mi actual esposa Graciela Nair Corbetta  retornamos a Montevideo para  comenzar la nueva vida matrimonial.
Yo me había trasladado a la capital anteriormente para comenzar mis estudios en la Facultad de Ciencias Económicas de Montevideo. Quería  estudiar economía.
Mi esposa estaba terminando los Preparatorios Secundarios y pensaba ingresar a la Facultad de Abogacía. 
Mirábamos ambos al futuro con gran confianza y con la certeza de un futuro afortunado.

Llegados a Montevideo nos estaba esperando en fa estación de autobuses mi fallecido hermano el sacerdote salesiano Indalecio Olivera el "Bocha" para los familiares y "Jacinto" para los militantes del Movimiento de Liberación Nacional (Tupamaros).
Recuerdo que su rostro demostraba preocupación, nos saludó y luego agregó inmediatamente : "tengo una mala noticia para ti. Tu casa a sido allanada por la policía... Si retornas allí serás inmediatamente arrestado y tu esposa también."

La casa de la calle Caonabo, no recuerdo exactamente el numero, en Montevideo, donde yo me domiciliaba, había sido usada anteriormente por una célula del MLN y la policía lo sabia porque habían encontrado incluso habitaciones secretas y rastros de actividades sediciosas (según ellos). Todo esto era completamente ignorado por mi hasta el momento en que se manifestó con el allanamiento de la vivienda.

Yo era simpatizante del movimiento y estaba dispuesto a colaborar. No existía en aquel momento, estaba recién casado y quería estudiar, la intención de convertirme en full-time militante del MLN ni mucho menos en militante clandestino junto con mi joven esposa.
Esto fue el comienzo de una serie de acontecimientos trágicos que cada vez se fueron agravando mas y mas.
Después de esto pasamos a la clandestinidad bajo la protección del Movimiento hasta el momento en que fuimos detenidos y procesados por participación en una organización de carácter delictivo. En realidad lo único que hicimos fue huir en permanecer ocultos.

Cabe acotar que desde el 13 de junio de 1968 habían sido decretadas, por el gobierno de Pacheco Areco, las Medidas Prontas de Seguridad. Medidas estas por las que se limitaban en forma drástica las garantías individuales y por las cuales se podían entre otras actividades gubernamentales detener a personas y mantenerlas indefinidamente secuestradas por tiempos ilimitados y razones arbitrarias, sin razones concretas.
En este contexto político-social fui detenido y recluido en la cárcel de Punta Carretas durante algo mas de un año.
Mi esposa, entonces grávida de nuestro primer hijo "Jacinto", su nombre en memoria a mi fallecido hermano el 12 de noviembre de 1969, fue también recluida y atormentada  en la cárcel para las "mujeres sediciosas", como las denominaban en los medios de difusión (prensa) de Uruguay en aquellos tiempos.
Se la amenazó reiteradamente con quitarle el niño y le dijeron cuando nació Jacinto "míralo bien y despide te de él porque no volverás a ver nunca mas."
Para una joven inocente, como lo era ella, es esto una tortura indescriptible, ya que ella no tenia ninguna culpa de haber sido involucrada en esa situación tan penable como lo fue la privación de su libertad y el enorme trauma que le generó y que debió padecer como consecuencia de haber sido encarcelada y maltratada injustamente.
Ahora después de tantos años padece aun depresiones y problemas psíquicos que seguramente fueron originados en ese periodo trágico de su vida.

También mi hijo mayor tiene muchos problemas de orden psíquico, inseguridades, complejos e incapacidad de lograr establecer relaciones ínter personales que le permitan crear un vida emocional normal y equilibrada. Esta actualmente en tratamiento psíquico-terapéutico en un centro especializado en problemas psíquicos y psiquiátricos "De Gelderse Roos" en Holanda.
Los especialistas de este Instituto creen que esta conducta puede tener sus orígenes en los acontecimientos que fueron de  crucial importancia durante la niñez en el desarrollo de su personalidad. Como lo fueron, entre otros, el haber nacido en la cárcel, haberse confrontado con los momentos traumáticos del golpe militar en Chile como asimismo en los refugios y finalmente con la situación de ser extranjero en el país en donde actualmente vivimos.

Después de mi liberación de la cárcel fui inmediatamente detenido en las puertas de la misma cárcel y conducido a un cuartel militar donde permanecí, junto con grupo de mas o menos sesenta a setenta personas hacinados en una pieza, hasta el momento en que debimos abandonar el país de forma obligatoria.
Allí era normal que se nos tuviera de castigo largas horas parados contra la pared, que nos echasen excrementos en la comida, que se nos acompañase al wc por un soldado con el fusil cargado apuntándolo a la espalda. Que se nos entregase un colchón para dormir durante la noche a las seis o siete de la tarde y que fuéramos despertados  con el golpe de clarinete a las cinco de la mañana para que lo devolviésemos en el almacén o deposito.
El resto del día permanecíamos hacinados sin ningún tipo de actividad, en realidad era mejor el tratamiento en la cárcel allí podíamos por lo menos gozar de un tiempo de recreación junto con los otros detenidos, escuchar la radio y leer algún libro. Además vivíamos con el constante temor que se nos usase como rehén o para tomar venganza por algún acontecimiento ocurrido en el exterior.

Mi esposa fué anteriormente liberada bajo la presión de los abogados que destacaron especialmente el carácter de una madre joven e inocente  que no era mas que una víctima de las circunstancias por el  echo de ser mi esposa y haber estado presente en aquel momento y en aquellas circunstancias tan penosas.

A continuación fuí  conjuntamente con un grupo de compañeros uruguayos "deportados a Chile por el Gobierno de Pacheco Areco".
Chile era un país amigo que nos recibió con los brazos abiertos ya que allí había surgido un Gobierno de carácter popular encabezado por el ilustre Presidente Dr.Salvador Allende.
Cerca de una año después del destierro nos unimos con mi esposa en Chile.

MI esposa decidió huir a Chile cuando se entero de que con el incremento de la represión como consecuencia de los preparativos golpistas era evidente que seria nuevamente detenida en internada en las cárceles que ya se estaban construyendo para recluir a los "sediciosos" que era como los portavoces gubernamentales denominabas a los militantes del MLN.
Poco tiempo después de haber partido a Chile la fue a buscar el ejercito a la casa de sus padres y a otros lugares donde potencialmente se podría alojar.
Para nosotros fue Chile una pequeña tregua dentro de aquella interminable tormenta de acontecimientos que nos arrastraba sin que pudiéramos ejercer ningún control sobre la situación.
Con el golpe militar del 11 de septiembre de 1973 se terminó esa tregua y comenzó nuevamente un trágico periodo de inseguridad, horror y fuga en nuestra vida ya tan agobiada por los terribles acontecimientos del pasado en Uruguay.

Después de un periodo de incertidumbre y angustia, mi familia se había en tanto incrementado, eramos cuatro, mi hijo menor Alejandro había nacido apenas dos meses y medios antes del golpe militar de Augusto Pinochet, emprendimos un nuevo éxodo, cada vez mas lejos de nuestra patria, ahora era nuestro destino Holanda.

Holanda fue uno de los primeros países que participo vía el Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados en el rescate de aquellos que, como nosotros, estábamos en una situación extremadamente insegura y peligrosa, desamparados de toda ley y Estado de Derecho en aquel país que se encontraba en el caos de la ilegalidad después del golpe militar.

Antecedentes post-dictatoriales de Uruguay
Uruguay conoció el fin de la dictadura Cívico-militar alrededor de año 1985. Entonces se retomo al camino democrático después de garantizar a los mandatarios de la dictadura que no se los procesaría por los crímenes cometidos (Ley de Amnistía No 15.848).
Recién en el año 2006 se emitió la primera ley de Reparación de los Derechos Jubilatorios a los sectores Públicos y Privados. Derechos de los cuales  habían sido despojados los ciudadanos por la dictadura militar.
El tiempo para acogerse a esta ley fue muy limitado apenas 180 días como así mismo las condiciones de exclusión sumamente severas.
En primer lugar la ley se limito solamente al tiempo de dictadura 1973-1985, no se tuvo en cuenta el periodo inicial de quebrantamiento del Estado de Derecho 1968-1973 y por otro lado se exigió a las víctimas como condición esencial para poder acogerse a la ley "el haber estado presente en el país desde el año 1995." Condiciones estas que hicieron imposible para los exiliados uruguayos que permanecían en el exterior poder cumplir con estos requisitos ya que en primer lugar no existían condiciones concretas de apoyo financiero para el retorno, como lo hubo en Chile por ejemplo, de aquellos que no contaban en el territorio nacional uruguayo con medios económicos para su sobrevivencia. Estos tendrían que haber sobrevivido durante once años sin contar con ninguna forma de ingreso, evidentemente imposible.

Recientemente en septiembre del 2009  promulgo el Gobierno uruguayo la ley 18.596 llamada "de Reparación Integral" con la que se pretende lavar la cara del Estado reconociendo su papel inhumano en relación con las violaciones de las normas Internacionales de respecto a los Derechos Humanos, durante el periodo anterior al golpe de estado o sea durante la vigencia de las Medidas prontas de Seguridad, años 1968-1973.
Esta ley pretende ser INTEGRAL o sea total en general pero no cumple en forma "integral" con las resolución 60/147 art. 19 en 20 de la Asamblea General de la ONU del 21 de marzo de 2006, la cual es bien explicita con respecto a la reparación e indemnización de las víctimas de crímenes de Lesa Humanidad, como en mi caso que fui expulsado de mi tierra natal sin haber tenido nunca una oportunidad de poder retornar y retomar mi vida anterior, mis costumbres, mi familia y los bienes inmobiliarios que debería haber heredado de mi fallecido padre, posibilidades de trabajo y estudio que me permitieran re-hacer mi vida. Todo se perdió y se diluyo en la nebula de la injusticia y el olvido.

Ahora a cuarenta años de los acontecimientos cuando parece haber una luz reivindicatoria de años de injusticia y sufrimiento no vemos nada mas que indiferencia e hipocresía.
El arrepentimiento y la promesa del Estado Uruguayo por los daños causados y la promesa de no repetición de las violaciones de los Derechos Humanos me parece muy correcto, pero con esto no se recuperan ni devuelve absolutamente nada de todo lo perdido y negado durante toda nuestra vida.
Yo creo que una indemnización como lo provee la resolución 60/147 se aproxima mucho mejor una reivindicación eficiente y justa y tiene un mejor carácter paliativo en una situación como esta en que no existe una posibilidad concreta de arreglo o compensación ya que lo perdido a menudo es irreparable.
Ellos no me pueden devolver los años perdidos, la juventud y la energía que nos permita desarrollar una nueva vida todo eso es  imposible. Lo que si nos pueden ofrecer es la tranquilidad económica una forma de vida digna y libre de los cotidianos problemas económicos, así seria mas fácil probar cerrar las heridas del pasado. Creando por otro lado el sentimiento de que no todo ha sido en vano.

Resumiendo,
Según los reglamentos de la Comisión Interamericana es imprescindible anteriormente a la denuncia de un Estado ante este organismo haber agotado todos los medios posibles que permitan brindar la oportunidad al Estado demandado de ofrecer una compensación razonable y justa.
El Gobierno de Uruguay fue bien explicito en su ley de Reparación Integral reciente, solamente se honoran aspectos de orden moral como el reconocimiento de las víctimas del Terrorismo de Estado, la colocación de placas recordatorias, etc.etc. y algunas menores reparaciones monetarias con un carácter único como los desaparecidos, muertos y niños nacidos durante el cautiverio. No se refieren en ningún momento a reparaciones de carácter permanente, indemnización o Pensiones Reparatorias, como lo hicieron con las víctimas incluidas en la ley 18.033.

Mi pregunta es la siguiente:
Tengo que, a pesar de la clara posición del Gobierno de Uruguay con respecto a la reparación e indemnización de las víctimas de Crímenes de Lesa Humanidad, intentar a pesar de todo vía la vía Judicial proponer al Estado de Uruguay que considere mi situación personal como víctima de Crímenes de Lesa Humanidad y establezca una indemnización correcta y justa o es para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos suficiente con los antecedentes presentados anteriormente ? En esta caso podría deponer mi petición directamente ante la Comisión.
Un aspecto importante tanto para un juicio contra el Estado de Uruguay vía el Tribunal Judicial  como para el vía la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos es el lograr establecer contacto con abogados de conocida relevancia especializados en DDHH y particularmente en el mismo país donde se cometieron los crímenes.
Podría la Comisión dar alguna indicación al respecto?
Ya que los abogados uruguayos  con los que he intentado establecer un contacto "no responden o evitan el apoyo jurídico a mi petición". Esto me da la impresión de que los mismos evitarían, preferiblemente, juicios contra el Estado uruguayo.
Si esto fuera asi se volvería casi imposible entablar un litigio contra el Estado con el apoyo de abogados locales y me veria obligado a recurrir a abogados externos al país mismo, por ejemplo holandeses, con lo que se aumentarían , innecesariamente, los costos. Pensemos en información del abogado mismo, traducciones, tramites y representación por intermedio de terceros. Esto implicaría, para mi, mayores riscos financieros los cuales no podría financiar en mi situación actual.

Con la certeza de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos atenderá mis requerimientos, los saluda atentamente, 
Juan José Olivera
Holanda
info@ceibo.net
Almere, 15 de julio 2010
Teléfono: 31365367077
Abogados: Montevideo - URUGUAY
Doctora Pilar Elhordy
Estimada Señora Pilar Elhordy,

A continuación de nuestro contacto telefónico del pasado 16 de abril, quiero en primer lugar agradecerle la deferencia prestada y el interés demostrado por esta causa ya un tanto enmohecida por efecto el tiempo y el olvido.
En esa conversación telefónica  probé plantearle mi problema como víctima de crímenes de Lesa Humanidad, como lo somos tanto yo como mi esposa e hijos y que aunque lo hubiésemos mantenido aparentemente en el olvido y lo hayamos tratado de ignorar durante tantos años aun tiene muchísima influencia en nuestra vida cotidiana y es apenas una chispa suficiente para encender la llama del recuerdo con la nitidez de un suceso reciente.

Cuando me enteré de que había sido promulgada una ley que reparaba a todas las victimas de la represión en Uruguay, también a aquellas que lo fueron en el periodo pre-dictatorial,  me produjo esto una enorme euforia. No solo el pensar de que los "compañeros no se habían olvidado de nosotros a pesar de los anos y las dificultades económicas por las pasa el país" sino que también porque vislumbré una remota posibilidad de retorno a mi patria, aunque si no fuera mas que para compartir juntos los recuerdos y la austeridad del momento. Pero bien pronto derivó esta euforia en una nueva desilusión y frustración.
La Reparación Integral no era una alternativa sino que un certificado de reconocimiento, "un diploma" ,que se extendería  a las víctima del Abuso por el Estado uruguayo.
Mientras que se manifestaba con un enorme tam,tam (El País) que al fin se hacia justicia y que todos los perjudicados serian indemnizados y reparados en sus derechos como lo determinaban las Leyes Humanitarias Internacionales.
Si lo hubieran dicho de una forma honesta y humilde no seria tan doloroso como esta de pretender encubrir la mezquindad e hipocresía tras una careta de humanismo.
Posibilidades de retorno apoyo moral y económico no existían ni existen en la mas remota intención del legislador.
El problema es que, como lo dice el mismo presidente de Crysol Baldemar Tarocco : - se están empezando a morir, ayer fallecieron dos...dice el mismo en una entrevista de prensa. Si esto es quizás lo que espera el Gobierno uruguayo seria muy lamentable y aun mas doloroso.
Yo, por lo menos, estoy dispuesto luchar para desenmascarar este pseudo restablecimiento de los Derechos Humanos y esperemos que surjan otros que también estén dispuestos a hacerlo.

Crisol se refieren también en una declaración, que encontré en el Internet, a que las carencias en la ley 18.596 podrían originar, en el futuro, demandas contra el Estado uruguayo en relación con las violaciones de los DDHH y acota que ya han llegado ofrecimientos de abogados que estarían dispuestos a defender estos asuntos.
Mi intención era la de anexarme a estos demandantes, siempre y cuando fuera posible, pero el problema es que no logro establecer contacto con Crysol, los correos electrónicos no funcionan (obsoletos?) y el teléfono no contesta a ninguna hora.(el nuevo teléfono porque ha sido cambiado recientemente según la Guía telefónica electrónica de Montevideo)

Yo tengo algunas dudas sobre la búsqueda de soluciones a estos problemas dentro de los marcos internos solamente, porque hasta ahora no se ha logrado mucho y el tiempo ha seguido transcurriendo. Todo intento para lograr reparar estas carencias ha resultado en vano o se demora demasiado y mas aun si se tiene en cuenta la avanzada edad del promedio de las victimas. Yo por ejemplo cumplo 65 anos, tenia 24 cuando caí preso y  27 cuando partí de Chile a Holanda.
Por otro lado el Gobierno uruguayo demuestra ser solvente cuando se refiere a las exigencias de la oposición a menudo los criminales del pueblo.
Una nueva cárcel para los opresores o prisión domiciliaria se solucionan con eficiencia y celeridad y recientemente me acabo de enterar que el Pepe ha hablado acerca de otorgar la libertad a Criminales de Lesa Humanidad que sean mayores de setenta años por razones humanitarias. Que paradoja tiranos que se refugian detrás de los valores humanos y revolucionarios que pierden la medida de esos valores, sera la senectud la culpable.
Debería hacer mejor caridad humanitaria con los compañeros exiliados, expulsados y corridos del país que aun no han tenido la oportunidad de recobrar algo de su vida perdida, que posiblemente morirán en el exilio, sin poder hacerlo y que también se aproximan a las setenta primaveras.

Resumiendo: Mi intención era establecer contacto con usted para informarme acerca de la posibilidad de que usted tomara mi caso en calidad de abogado querellante contra el Estado uruguayo.
Esto seria solamente, pienso yo, a los efectos de cumplir con las exigencias del art.31 del reglamento del CIDH. Este organismo me inspira confianza.  Lo concluyo especialmente después de haber leído una serie de casos tratados por la Comisión de San José en los cuales las demandas contra los estados violadores de los DDHH son severamente castigados con el pago de indemnizaciones, reparaciones, rehabilitaciones y honorarios de abogados como así mismo el pedido de disculpas, garantías de no repetición e intensificación de las investigaciones y búsqueda de desaparecidos.

El confrontar al Gobierno de Uruguay con la Corte Interamericana dejaría ver la situación como realmente lo es en cuanto al cumplimiento de la Resolución 60/147. Que aquí no se trata de una solución Integral como lo pretende el Gobierno uruguayo sino que de una REPARACION  PARCIAL Y MEZQUINA.  La Corte Interamericana de los DDHH se vería obligada a confrontarse y confrontarlos con esta realidad.
Por otro lado el Estado uruguayo deberá realizarse cuanto le costará al país demandas de carácter individual no solamente en cuanto a indemnizaciones sino que también a los costos de los abogados y apoderados del demandante y fundamentalmente la perdida de prestigio para el país y su Gobierno mismo.
Posiblemente esto aportaría también a la solución del problema de la ley de Caducidad ya que no se puede iniciar una investigación coherente si existen tantas limitaciones como las que esa ley impone. La presión de la Corte en este aspecto seria importante porque incluso la oposición en el Parlamento uruguayo tendría que aceptar que se trata de una situación insoluble. Creo que a la Argentina le a pasado algo similar.
Por  otro lado el iniciar procesos individuales con la perspectiva de continuarlos en el ámbito exterior podría ser, me parece, una forma eficiente de poner al Gobierno uruguayo bajo presión en cuanto a la solución del problema general. Este método de trabajo (o casualidad)  me parece que fue fructuoso en el caso de Argentina.
No entiendo porque los abogados demoran tanto para acudir a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.
También en Chile el abogado Víctor Rosas Vergara Vicepresidente UNExPP que hace mucho por esta causa amenaza al gobierno chileno con ir a la Corte pero aun no lo ha hecho.

Si lo que pretendemos es difundir estos problemas, darlos a conocer fuera de las fronteras del país, me parece que lo mejor es hacerlo en el nido mismo de aquellos que propagan la defensa de los Derechos inalienables del ser humano. Porque de otras forma la única información que llega a la Organizaciones DDHH son los raportes de Amnistía Internacional y del Comisionado de Uruguay u otros países y para ellos todo marcha perfecto.

Otro, en cuanto a mi colaboración con respecto a esta causa. Si bien quiero emprender un camino individual que podría acelerar el desenlace del mi asunto en particular, igualmente estoy interesado en apoyo desde el exterior con la causa de los uruguayos que luchan por la justicia y por una vida decente y digna, contra los crímenes inhumanos que agobiaron a nuestro pueblo.

Atentamente,

Juan José Olivera
Contrabasweg 76
Almere, 1312PP
Email :
info@ceibo.net
Website: http://www.ceibo.net
NB. Aquí trato de recoger todo la información posible sobre este asunto, hasta ahora un poco cahotica. Pero la pienso ordenar lo mejor posible, es una primera selección.
Nederland.
Almere, 23 de abril 2010


La carta que nunca se mando
Cuando me entere de que el Gobierno Uruguayo habia promulgado la Ley 18596 de Reparacion Integral mr invadio la emocion, alegria y satisfaccion a; pensar que los hermanos uruguayos no nos haabian olvidado...pense yo. Pero bien pronto se cambio la alegria en desilucion y enfado.

Estimado Pepe,
Mi nombre es Juan Jose Olivera.
Vivo en Holanda desde 1973. Llegue aqui como consecuencie del golpe militar contra el gobierno socialista de Salvador Allende, pais como estaba con mi mujer e hijos como refugiado politico, despues de haber sido expulsado de Uruguay por Pacheco Areco a comienzos del 70..

Soy el hermano menor del cura Indalecio Olivera (Jacinto) caído en un enfrentamiento con la represion el dia 12 de noviembre de 1969 durante un operativo en el que también murió el agente policial Juan Antonio Viera.

Mi esposa Graciela , que tambien estubo detenida y que alumbro nuestro primer hijo Jacinto en las prisiones de la represion uruguaya, fue liberada poco tiempo antes que yo y recibio apoyo en primera instancia  de amigos de la organizacion en Montevideo.
Yo estube detenido en Punta Carretas aproximadamente dos anos (69-70) desde donde, luego de ser liberado, fui inmediatamente internado en los cuarteles militares debido a que las garantias individuales habian sido suspendidas por el gobierno uruguayo vigente. 

Gracias a la intervencion del Commite de familiares y los abogados que apoyaban la causa fuimos liberados con la condicion de que se  nos expulsara del pais.

Con un enorme gesto de solaridad internacional proletaria nos recibio Chile, pais este donde las fuerzas populares habian logrado dar un paso en su liberacion con la eleccion de la Unidad Popular al gobierno representado en la persona de Salvador Allende.

En Chile estube en primera instancia agrupado con otros companeros del MLN.

Segun informacion confidencial parecia ser la situacion de mi mujer muy precaria en Uruguay especialmente el echo de que tuviera que ir a vivir junto a mis padres en Salto, por carecer ella misma de recursos economicos, esto la ponia en una situacion de dependencia en la cual mis padres determinaban el curso de las cosas y fueron tomando poco a poco una actitud dictatorial. Me llego a oidos que en determinado momento le proibieron salir a la calle
(si el marido no salia, porque estaba preso, ella tampoco lo podria hacer) y hasta llegaron a encerrarla con llave en una pieza. Si esta situacion se continuaba terminaria desequilibrandose mentalmente. No era nada mas ni menos que una nueva carcel para la pobre muchacha.
Estos echos me obligaron a tratar de buscar una solucion al problema familiar. Por esta razon plantee este problema a uno de los companeros de la direccion de la columna del exterior, como se nos denominaba  a los Tupas en el exilio. Este companero fue muy concreto "-mira la orga te puede bancar a vos pero no a tu mujer e hijo."
La respuesta fue categorica, no habia solucion sino otra que el buscar una solucion financiera individual.  Yo solicite en reaccion a muchas advertencias de trabajo publicadas en los diarios de Santiago, pero entre los empresarios chilenos habia una desconfianza profunda acerca de la presencia de elementos provvenientes de los tupamaros. Muy a menudo se me hizo la pregunta directa :"pertenece usted al movimiento de losTupamaro?".

Poco tiempo estableci contacto con algunos companeros de la Unidad Popular donde surgio la idea de participar een un grupo ambulante de trabajadores sociales (Los Saltamontes) con la tarea de politizar las mazas mas apartadas de la metropolis.
Equipados con una diversidad de  capacidades artesanales: graficas (murales como los de las brigadas Ramona Parra), musicales (la Nueva Canción Chilena) , teoreticas (Politizacion y analisis de la coyuntura politico-social)
Fue un tiempo lindo contacto con el pueblo chileno, sumamente solidario y abierto, siempre habia un lugar en la mesa para el forastero y el companero revolucionario. Pero detras de esta aparentemente calma siempre tuvimos presente que esta situacion no se podria extender demasiado ya que las fuerzas retrogradas de la sociedad se movian continuamente en la obscuridad para eliminar definitivamente este movimiento popular. Lamentablemente no mucho tiempo despues se produjo el golpe militar y se desencadeno la tormenta de asesinatos y martirios para todos aquellos que eran considerados aliados de la Unidad Popular de Salvador Allende. Fue un periodo de enorme spaning y riesgo de vida.
Por suerte que el servicio de Intelegencia Militar Chileno no era muy eficiente por lo contrario no poseian ninguna informacion y la que poseian no estaba coordinada suficientemente. Gracias a esta incapacidad se puede decir que salvamos nuestras vidas, porque cada vez que llegaba una patrulla a un determinado lugar ya habiamos logrado anterirmente retirarnos.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Agresion racista en el Muzenpark
(el parque de las muzas)

Mujer extranjera fue agredida en 11 de julio de 2009 por un hombre blanco que paseaba con dos perritos blancos de raza Leon Maltezer.

Graciela estaba tomando sol con su perrito Lobo un Jackrussell de dos anos. Cuando vio que se aproximaba el hombre antes mencionado con sus dos perritos.
Lobo, com lo hace siempre, se dirigio a los perritos para intercambiar, como lo hacen la mayoria de los perros, sus olores.
El hombre reacciono inmediatamente en forma agresiva diciendo "agarra tu perro porque sino lo pateo"
Graciela respondio "porque lo va a patear si el no hace nada" y se dirigio hacia Lobo para atarlo a la cadena.
En el momento que se agacho para atar el perrito disparo el hombre una tremenda patada contra Lobo, este volo por los aires llorando de dolor.
Graciela, -Yo le pregunte que es lo que estaba haciendo?
El hombre contesto: "Te reviento a ti y tu perro extranjera idiota, puta...voy amatar a tu perro" y siguio repitiendo esta palabras.
Graciela: -Yo intente agarrar mi perrito y retirarme, en el momento en que me agache para agarrar el perro el hombre lanzo un trompazo de puno a mis costillas y siguio repitiendo los golpes con intensidad y fuerza.
Graciela:-Yo senti mucho dolor y aun lo siento. Inmediatamente dio otra patada a Lobo.
Cuando intente por segunda vez de agarrar el perro senti que el hombre con ambas manos contra mi cabeza empezo a golpear.
Mientras que el hombre decia y repetia -"que haces aca  con un perro maldita puta extranjera vete a tu pais de mierda"
Recibi diversos golpes en mi cara y tengo diversos hematomas.
Mis lentes fueron arrancados de mi cara y destruidos, los pedazos estaban desparramados por el suelo
Un hombre viejo que habia visto el incidente se disculpo porque no queria o no podia ponerse a disposicion con su testimonio.
A continuacion hice denuncia a la policie del incidente.

31-8-2009 Interrogatorio policial de Graciela
Vandaag verhoor bij de politie ivm valse mishandeling-aangifte van de dader.
Op 11 jullie belde hij met zijn eigen aangifte

Unas semanas despues del incidente fui nuevamente llamado por la policial
Al llegar alli fui conducida a una sala de interrogatorios e interrogada sin piedad.
Segun se me informo que despues del incidente el agresor tambien habia hecho denuncia telefonica de haber sido agredido y maltratado (cabe acotar que este individuo era un tipo de casi dos metros y mas de 120 kilos cerca de cuarenta anos de edad, mientra que yo una mujer de 63 anos y cerca de 65 kilos)
La intencion de el interrogador era de que yo me rectificara y levantara la denuncia. Lo cual no lo lograron, en asunto siguio su camino al Juez el cual resolvio igualmente que la policia que "ambos eramos culpables y la proxima falta seria severamenete castigada", el asunto fue terminado por falta de pruebas. Yo habia enviado, como testimonio, una carta de un vecino homosexual que tamien habia sido amenazado por este individuo pero para el juez no fue suficiente?
De todos modos el hijo de Pt. no podra cometer mas atropellos de esta indole porque el tambien esta debajo de la espada de Damocles junto conmigo.

La situacion politica de Holanda
Holanda es un pais capitalista que sigue los pasos de la politica exterior de la USA.
Participacion tanto directa como indirectamente en  las aventuras financieras , militares y propagandistas de los americanos Irak, Afganistan, Iran, el conflicto Palestino-Isreali etc. etc.
Para poder justificar la disposicion de los enormes presupuestos de defensa se crean condiciones de caracter ideologico que favorecen y justifican el financiamiento de estas inversiones, como asimismo consolida el apoyo civil a la ideologia dominante, la ideologia del capital.
Por esta razon se dio muchisima importancia los ultimos anos al combate del terrorismo especialmente el originado por la radicalizacion del mundo musulman especialmete por uso de acciones de caracte suicidario en el combste contra sus opresores.
La fobia anti-islamita/musulmana y el intento de manipulear la ideologia infiltrando y creando alternativas que pudieran ejercer una influencia determinante en el desarrollo de los patrones politicos fue y es enorme.
Surgieron Partidos policos como el PVV (Partido de la Libertad) que solamente toman como fundamento de su campana electoral la critica y abominacion del Islam y todo lo que sea musulman y extranjero de no origen ario. Y lo mas curioso es que los medios de difusion le asignan una importancia verdaderamnete inusitable si se los compara con otras fuerzas politicas que tienen una representatividad muy pero muy superior, como por ejemplo el Partido Socialista de Marijsen y que ademas tienen proposiciones logicas  o sea que no refieren a reivindicaciones de caracter medioeval como lo hace en partido de la Libertad.
Script: chrome://global/content/bindings/richlistbox.xml:306 <mailto:centrodeinfrmación@mec.gub.uy>
centrodeinfrmación@mec.gub.uy <mailto:centrodeinfrmación@mec.gub.uy>  FALSEóáéí
centrodeinfrmacion@mec.gub.uy <mailto:centrodeinfrmación@mec.gub.uy>  TRUE
crysol2003@yahoo.com.ar <C:\Download\Uruguay-Derechos-Humanos\crysol2003@yahoo.com.ar>    CRYSOL
Distinguidos compañeros de CRYSOL,
Me dirijo a ustedes  a los efectos de solicitar información en relación  con la ley 18.956 de Reparación Integral.
Algunos días atrás tome contacto con el Ministerio de Educación y Cultura en Montevideo, la instancia que se encarga de la implementación de esta ley, a los efectos de informarme y solicitar el formulario de amparo a la misma.
La señora Valeria da Trindade, que trabaja como asistente abogada para la Comisión Especial para la Ley 18.596, me comunicó que, y esta era una de mis dudas fundamentales, se podía acogerse el amparo de esta ley también desde el exterior al territorio uruguayo, o sea que para aquellos uruguayos que aun permanecen en el exterior y que posiblemente moriremos en el destierro, pero que también fuimos y somos victimas silenciosas de los crímenes impunes de un manojo de miserables que hasta ahora no han sido castigados por los enormes delitos cometidos contra la humanidad.
Aquellos que fuimos también "victimas de las violaciones de los Derechos Humanos" que fueron asesinados o que tuvimos que ir a vagar por el mundo y vivir como mendigos.
Si bien su contestación fue positiva acotó también lo siguiente: "le aconsejo que se ponga en contacto con alguna institución de carácter social como ser Crysol para informarse al respecto,  ya que en cuanto a como recabar las pruebas no nos compete a nosotros, dijo ella, el dar esa información, es la parte que debe ocuparse de eso".
Esta es la razón fundamental por la que me dirijo a ustedes, ya que aunque creo que mi caso es completamente claro igual no seria malo tomar algunas precauciones.
Como ustedes se han ido especializado en el transcurso de la lucha por la reivindicación de derechos de los presos políticos y por una solución a los mismos, por aquellos que habiendo sufrido tambien los  atropellos de la represión quedaron en primera instancia desvalidos sin ningún tipo de apoyó como se podía ver claramente en el texto de la ley 18.033 promulgada en el año 2006.

A continuación mis datos  personales y una breve historia:
Nombre
       : Juan José Olivera da Rosa
Lugar y fecha de nacimiento: Salto,Uruguay, 23 de junio de 1945
Dirección      : Contrabasweg 76
Código Postal: 1312PP
Ciudad:  Almere
País:  Holanda
Correo electrónico : info@ceibo.net

Hace casi cuarenta años que resido en Holanda después de haber abandonado Chile, país donde permanecía en calidad de asilado político, hasta el momento en que el Presidente Salvador Allende fue derrocado por el golpe militar del 11-9-1973.

Fui deportado, en primera instancia,  del Uruguay a principio de la década del 70 conjuntamente con un grupo de compatriotas,  también presos políticos vinculados al MLN, que después de haber sido puestos en libertad, desde la cárcel de Punta Carretas, debido a la vigencia del las Medidas Prontas de Seguridad dictadas por el gobierno de Pacheco Areco, debimos permanecer detenidos en los cuarteles militares sin ninguna perspectiva de ser en  corto o largo  plazo liberados.

La toma del Gobierno por Unidad Popular en Chile fue para nosotros una oportunidad única de lograr la libertad y con ella la garantía del respecto a nuestra vida, aunque esto fuese en el el extranjero.
Porque ya sabíamos que la situación política en Uruguay tendería a agravarse con el día y que la represión alcanzaría cada vez mas niveles, para nosotros, desconocidos.  Ademas de, por estar completamente indefensos en manos de las fuerzas armadas que en cualquier momento podrían tomar represalias que podrían llegar a ser nefastas para los detenidos políticos.
Los mismos abogados nos dijeron que la expatriación y el exilio seria la única alternativa para poder desembarazarse de esta situación tan precaria .
A cerca de un año de mi permanencia en Chile nos unimos con mi esposa y mi hijo mayor.
Mi esposa (Graciela N. Corbetta) huyo a Chile para evitar ser nuevamente detenida y para probar retomar en ese país amigo un curso normal de vida.(
Teníamos la esperanza de que la Unidad Popular se lograra consolidar en Chile) Ella había permanecido al rededor de un año prisionera, conjuntamente con mi hijo mayor, el cual nació en el cautiverio.  Este joven tiene serios problemas psicológicos que posiblemente se encuentren las raíces de los mismos en su turbulenta infancia. Actualmente recibe tratamiento en un centro especializado sobre problemas psíquicos en Holanda (De Gelderse Roos en Putten)

En Holanda fui acogido como refugiado político bajo la protección del Alto Comisario de las Naciones Unidas  (Convención de Ginebra).
Ya en Chile había logrado, cerca de un mes después del golpe, conseguir protección en una Iglesia católica, conjuntamente con otras familias de refugiados latinoamericanos. Por suerte, justo a tiempo, porque unos días después habían ya trazado nuestra dirección y efectuaron un allanamiento. 
Habíamos intentado anteriormente refugiarnos en algunas embajadas entre otras la del Vaticano, pero nos cerraron los puertas en las narices.
Pero como siempre y por suerte existen algunos cristianos y curas, como mi propio fallecido hermano Indalecio (Jacinto), que se sienten verdaderamente comprometidos con el pueblo e interpretan las necesidades del mismo en forma consecuente.

Al final de la década del 80 o principios del 90 intente volver a Uruguay para visitar la familia de mi esposa y mis padres que eran ya ancianos. Pero según informaci
ón de una tía de mi esposa que trabaja como doméstica en la casa de un ex vecino mio, Fernando Ratin hijo y nieto de terratenientes y que tiene al parecer mucha influencia en los círculos burgueses de Salto, este le dijo lo siguiente "si él muestra la cara por aquí...si ese asesino, hijo de puta, se atreve a volver lo vamos a  liquidar junto con sus hijos".
Este fué el acontecimiento determinante que me hizo congelar la esperanza del retorno por un tiempo indeterminado.
Así siguieron pasando los años y como en Uruguay no teníamos ninguna posibilidad de subsistencia ya de carecer allí de medios económicos y pasado laboral, se posterg
ó definitivamente esta esperanza de retornar al país.
Un obstáculo insoslayable más en nuestra vida, uno de los tantos.

La promulgación de la ley 18033 en el año 2006 no contemplaba la situación nuestra de ninguna forma. Era evidente que quedábamos excluidos por no haber retornado antes del 1995 y por no haber sido incluidos en periodo posterior al 73, donde ya el Estado había comenzado a violar bajo el moto de las Medidas prontas de Seguridad los derechos individuales y la arbitrariedad había logrado curso libre e impune.
Un sentimiento profundo de impotencia y frustración invadió nuestro ya endeble espíritu la injusticia y la arbitrariedad seguían predominando por lo que incumbía a nosotros mismos.
El exilio, la muerte de los seres queridos, el exterminio de toda la familia el sacrificio tener que tratar de sobrevivir en un mundo extraño lejos de tus raíces no tenían ningún significado, valor o eran de alguna forma reconocidos.

Con el surgimiento de la reciente ley 18.596 de Reparación Integral de acuerdo a la información que he recabado por el Internet, surgen para mi, mi esposa e hijos algunas posibilidades con respecto a reivindicación e indemnización por los daños sufridos durante prácticamente toda nuestra vida.
Daños que en realidad son irreparables y aunque un tanto tarde ya que los años han disminuido notoriamente nuestra capacidad de asimilación de los inconvenientes y obstáculos en la vida/ exilio. Dentro de poco cumplo 65 años de edad y ya tuve un ataque al corazón. Me queda muy poco hilo en el carretel como lo dice por allá en la Patria Oriental.
Los verdaderos causantes del calvario del pueblo uruguayo, los déspotas y oligarcas que hundieron el país en la desgracia inhumana, injusta y cruel, recibieron un mejor mas eficiente  apoyo financiero y moral que los que murieron, desaparecieron o tuvieron que marcharse a vagar como parias por el  mundo. Ya en el año 1985 se les otorgaron con la ley de la Caducidad que yo le llamaría la Ley de la IMPUNIDAD, la garantía de que podrían continuar su vida normal en Uruguay como si nada hubiese pasado.

Bien  no me extiendo mas y abordo el objetivo substancial de esta misiva que es el solicitar vuestra colaboración y asesoramiento con respecto a la forma mas adecuada de presentar mi petición ante la Comisión que delibera sobre los pedidos de amparo a la ley 18.596 de Reparación Integral.
Cuales son los factores mas importantes a tener en cuenta?
Yo tenia entendidos que la comisión tendría acceso a todos los medios disponibles para corroborar la veracidad de las declaraciones de los respectivos aspirantes al amparo de esa ley, pero según la señora Trindade somos las victimas las que debemos aportar las pruebas.
En mi caso concreto fui detenido, después de un periodo en la clandestinidad en el año 1969, procesado por participación en una organización delictiva  ilegal (MLN) y recluido en Punta Carretas. Luego de una prisión de cerca de un año fui internado en un cuartel militar hasta el momento en que fui deportado, creo por decreto del gobierno de Uruguay, con destino a Chile.
Yo creo que toda esta información de encuentra en los respectivos archivos de las diferentes Instancias en Uruguay y que seria para esa Comisión de acceso muy fácil.
Documentación que acredite mi historia, Cuales deberían ser ?.
Testigos ? si mal no recuerdo diversos integrantes del MLN tendrán que recordarme y si no es a mi mismo seria a mi fallecido hermano "Él cura Indalecio Olivera"alias "Jacinto", muerto en un enfrentamiento con las Fuerzas Armadas el 12 de noviembre de 1969.
Entre otros deberán recordarme : el actual Presidente de la República José Mujica "el Pepe", Fernandez Huidobro "el Nato", Marenales, Lluberas, etc., etc..Los companeros del MLN que permanecieron entonces en Punta Carretas etc.etc.

Le agradecería que me enviasen información detallada al respecto de lo anteriormente expuesto.
Atentamente,
Juan J. Olivera

Almere, 17 de marzo del 2010
Pilar:
¿QUÉ DATOS PRESENTAR EN LA SOLICITUD INICIAL?
Presentándose personalmente o por apoderado o por fax desde el interior, la solicitud inicial debe por lo menos incluir (decir)  lo siguiente:
Decir que se solicita amparo a ley 17.449; poner
Nombre y apellido completos del solicitante;
Domicilio  y teléfono si es posible; Firma y aclaración de firma del solicitante;
Aclaración de que luego de obtenida la documentación probatoria de su derecho, la enviara o presentará en la Comisión Especial, si es que no lo hace en este mismo momento inicial, pudiendo también indicar en qué lugar se encuentra. 

¿DÓNDE PUEDEN ASESORARSE LOS INTERESADOS?
Desde julio del 2001 funciona una Coordinación Social de organizaciones que han realizado ya 2 asambleas (la última este 9 de mayo), se ha reunido con autoridades, emitido documentos, se ha movilizado por tratar de reparar con justicia esta deuda de la democracia. Actualmente la integran el PIT-CNT, el Equipo de Representación de los trabajadores en el BPS, CRYSOL y SEDHU-ACNUR. Esta Coordinación considera que esta ley es un avance pero contiene muchas limitaciones que dejarán centenares de excluídos/as. Por ello deberá bregarse por otra ley en el futuro.

Las personas interesadas en solicitar información y asesoramiento sobre esta ley,  pueden dirigirse a:
PIT - CNT, Comisión de Destituidos Privados y Derechos Humanos, se reúne los miércoles 19,30 horas y los martes 15,30 horas la Comisión asesora de dirigentes de la CNT. Teléfonos (02) 4096680 - 4092267
Equipo de Representación de los Trabajadores en el BPS, despacho del director Ariel Ferrari, Edificio Sede del BPS (Caja de Jubilaciones), 5° piso, de lunes a viernes de 9 a 16 horas y por los teléfonos (02) 401 02 42 y 401 03 55, fax 408 73 62, correo electrónico:
arferrari@bps.gub.uy    hgalli@bps.gub.uy    emurro@adinet.com.uy 
CRYSOL (Asamblea de Ex
pres@s políticos) de lunes a viernes desde 13 a 19 horas, en Lorenzo Carnelli 1294 y Soriano, por teléfono ( de 8 a 20 hs.) y fax (02)418 30 17, correo electrónico Comision ´(en especial por situación de presos políticos) nuevo telefono :002) 410 144601446
SEDHU, representación de ACNUR, Colonia 1569, apto 201, teléfono (02) 402 18 27, y atiende miércoles de 13,30 a 17 horas, correo electrónico sedhu@chasque.apc.org (en particular por exiliados)
Comisión por el Reencuentro de los Uruguayos, en FUECI, calle Río Negro 1210, los días lunes, miércoles y viernes de 15 a 17 horas; Teléfonos (02) 9011982 - 9085559

¿QUÉ DEBEN HACER LOS EX PRESOS?

Los ex
pres@s por motivos políticos, ideológicos o gremiales, deben obtener certificado de detención en la Suprema Corte de Justicia, Sección Libertades, en Plaza Cagancha o Libertad, calle Héctor Gutiérrez Ruiz 1310, en el  horario de 13 a 18 horas - (teléfono (02)900 10 41 y 43). Tanto los de Montevideo como los del Interior. De allí se les derivará a un Juzgado. La solicitud puede realizarse personalmente o a través de CRYSOL (en ambos casos sin escrito) o mediante escrito por apoderado.

¿QUÉ DEBEN HACER LOS EXILIADOS?
Los exiliados trabajadores de la actividad privada, deben documentar su exilio por diversas pruebas documentales que se pueden obtener de diferentes medios y diversas instituciones, por ejemplo, los expedidos por cualquier agencia de cualquier país de ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), documentos de viaje de Cruz Roja, pasaporte de refugiado, pasaportes en general, documentos de viaje, documentos otorgados por organismos internacionales de migraciones (CIM, CIME y OIM), Comisión Oficial de Repatriación de Uruguay que funcionó en Casa de Gobierno, pruebas diversas de residencia, trabajo, estudio, alquiler en países de exilio, etc. Para todo ello pueden asesorarse principalmente en SEDHU/ACNUR.

Telefonos de abogados en Uruguay
002710 1798
Lopez Goldaracena Oscar 21 De Setiembre 2508 - Ap 1 002711 4721
Lopez Goldaracena Oscar 21 De Setiembre 2508
Pilar ELhordoy   Jorge Pan Hebe Martinez Burle Guillermo Paysee (Serpai)
Elhordoy Arregui Maria del Pilar Andes 1365 Centro, Montevideo (002) 908 8047
Pan Cruz Jorge Eduardo Constituyente 1467 Cordón, Montevideo (002) 408 0507
Verga Paysse Guillermo Andres Guana 2246 Cordón, Montevideo (002) 402 0375
Paysse Cuñarro Guillermo Gutierrez Ruiz Hector 980 Centro, Montevideo (002) 902 750

Resolucion 60/147 Selectie tbv Reparacion/Indemnizacion
Art.19.
La restitución, siempre que sea posible, ha de devolver a la víctima a la situación anterior a la violación manifiesta de las normas internacionales de derechos humanos o la violación grave del derecho internacional humanitario. La restitución comprende, según corresponda, el restablecimiento de la libertad, el disfrute de los derechos humanos, la identidad, la vida familiar y la ciudadanía, el regreso a su lugar de residencia, la reintegración en su empleo y la devolución de sus bienes.

Art 20.La indemnización ha de concederse, de forma apropiada y proporcional a la gravedad de la violación y a las circunstancias de cada caso, por todos los perjuicios económicamente evaluables que sean consecuencia de violaciones manifiestas de las normas internacionales de derechos humanos o de violaciones graves del derecho internacional humanitario, tales como los siguientes:
a) El daño físico o mental;
b) La pérdida de oportunidades, en particular las de empleo, educación y prestaciones sociales;
c) Los daños materiales y la pérdida de ingresos, incluido el lucro cesante;
d) Los perjuicios morales;
e) Los gastos de asistencia jurídica o de expertos, medicamentos y servicios médicos y servicios psicológicos y sociales.

Art.21.
La rehabilitación ha de incluir la atención médica y psicológica, así como servicios jurídicos y sociales.
Doctora en Derecho y Ciencias Sociales. Coordinadora de la Cátedra UNESCO de DDHH de la UDELAR
Sin contestacion
Sin contestacion
Tome contacto telefonico, cuando me referi al problema del reclamo se termino su interes
Estimada señora
Dra. Marianella Medina
Le agradezco mucho la atención por ustedes brindada a mi caso.
La realidad es que yo ya he tomado anteriormente contacto con la doctora Dra. Mariana Blengio Valdés.
La señora BlengioValdés me propuso anteriormente tomar mi caso y según le he entendido consideraba conveniente que me amparase a la ley 18596 con lo cual obtendría el reconocimiento como Víctima de Crímenes de Lesa Humanidad por parte el Estado uruguayo, esto facilitaría según ella, una petición oficial de indemnización.
El problema con respecto a esto es que en la Ley 18596 en el articulo 22 de la misma menciona que el ampararse a esta ley implica la renuncia total y definitivamente a todo tipo de procedimiento jurídico contra el Estado uruguayo.
En el caso de que el Estado se negara a otorgar una indemnización satisfactoria, como lo ha hecho en la realidad omitiendo en la ley 18956 elementos substanciales de la reparacion (art. 19-20-21 de la Resolución 60/147 de la OEA ) no podría seguir procediendo ni ante el Estado uruguayo ni ante la Corte DDHH en santo Domingo de Puerto Rico.
Por esta razón es que no continúe mi contacto con la señora Benglio Valdés.
Por otro lado para poder acudir con un caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos es necesario haber agotado anteriormente todas las posibilidades legales a nivel nacional.
Le reitero mi agradecimiento por la deferencia prestada.
Atentamente,
Juan Olivera
Holanda
t
Distinguido Señores Abogados sin Fronteras
Soy exiliado político uruguayo.
Viví todo el periodo del exilio en Holanda. País este en el que fui acogido después del golpe de Estado en Chile. País este donde ingrese en calidad de Refugiado Político (desterrado) de mi propio país Uruguay.
Por esta razón soy víctima de la violación de los Derechos Humanos durante la dictadura militar en Uruguay.
Desde que me entere que en Uruguay se había promulgado una ley de REPARACIÓN INTEGRAL A  LAS VICTIMAS DEL TERRORISMO DE ESTADO durante el periodo pre dictatorial (Ley 18596), situación esta que me incumbe, inicie la búsqueda de un abogado en Uruguay que estuviera dispuesto a defender mi caso ya que la ley anteriormente mencionada no otorga ninguna reparación concreta y por esta razón no cumple con  la resolución 60/147 de la OEA la cual aconseja a los estados que fueron involucrados durante periodos dictatoriales en violaciones de los Derechos Humanos a resarcir a las víctimas de estos actos inhumanos.
Hasta ahora no he podido lograr que un abogado Uruguayo se atreviera a aceptar mi demanda ante el Estado uruguayo por el daño causado a mi y mi esposa como asimismo a mis dos hijos.
Casualmente encontré en internet vuestro sitioweb Äbogados sin fronteras y leí vuestra documentación con referencia a las violaciones de los Derechos Humanos.
Mi pregunta es la siguiente: Seria posible que usted/es pudiesen defender mi caso ante el Estado uruguayo y posiblemente después de agotar las posibilidades legales internas ante el CIDH en Santo Domingo?
A la espera de vuestra respuesta los saludo atentamente,
Juan Olivera
Contrabasweg 76
1312PP Almere
Holanda
correo electrónico: info@ceibo.net
Email gericht
Emai bericht-Sin respuesta
Nunca mandada
Demostro su interes en que me amparase a la ley 18956 de Reparacion Integral-Cuando manifeste mi desinteres en ello me dijo que era mejor olvidarse de todo el pasado-Pinochet dijo lo mismo a los periodistas chilenos.
Pagina Index:
Dra. Mariana Blengio Valdés
Doctora Pilar Elhordy
Corte Interamericana de Derechos Humanos
Cart a Mujica Cordano (Presidente de Uruguay)
Carta a Crysol (organizacion de ex-presos politivos
Dra. Marianella Medina
Abogados sin Fronteras
ACTUACIÓN ILEGÍTIMA DEL ESTADO URUGUAYO ENTRE EL 13 DE JUNIO DE 1968 Y EL 28 DE FEBRERO DE 1985, RECONOCIMIENTO Y REPARACIÓN A LAS VÍCTIMAS... PERO NO CUMPLE VERDADERAMENTE CON LA RESOLUCION No 60/147 ART. 19 Y 20 CON RESPECTO A LA INDEMNIZACION, REABILITACION Y REPARACION DE LAS VICTIMAS DE CRIMENES DE LESA HUMANIDAD.®
Like this site...
Visite el Forum ! Inscribase, envie un email para identificarse como beneficiario de esta cauza.
Return to  hopepage
Click para ver el contenido de este
bv_img155
bv_img157
bv_img164
V